NU-MA-IN

numainNUNCA S INUNDACIONES

Las inundaciones de 1986 fueron una “catástrofe histórica y sin precedentes”, según el intendente de la época, Horacio Usandizaga.

Afectó a siete barrios y miles de rosarinos fueron evacuados.

El desborde del Ludueña anegó durante tres días las calles y las viviendas de Empalme, hubo vecinos que permanecieron en los techos y otros se mudaron a los terraplenes del ferrocarril.

La gente ahora puede disfrutar de una noche de lluvia, aunque con el viento sobrevuelan los fantasmas de la crecida. La presa retardadora fue el resultado de un movimiento de los vecinos, que bien puede ser un modelo de organización.

Nunca Más Inundaciones (Numaín) fue la agrupación que luchó para concretar la presa del Ludueña.

Después se disolvió, pero quedó un grupo de voluntarios que se juntan ante cada amenaza de una crecida o para seguir luchando por las tareas complementarias.

VEA LA HISTORIA DE NUMAIN EN VIDEO