Año nuevo – Salud renovada

Que estemos celebrando la llegada de un nuevo año es absolutamente circunstancial, porque el mundo adoptó como primer día del año la circuncisión de Jesús que se realizó como a todo niño judío una semana después de su nacimiento; año 2018 calendario Gregoriano, 5777 según los judíos, 1438 según los Musulmanes, 4716 según los Chinos… Quizás todo visto con la visión egoísta de que la tierra es el único lugar habitado en el universo. Tal vez alguien podría considerar como primer día el origen del universo, pero ya estamos hablando de sutilezas demasiado subjetivas. Ahora con total objetividad podríamos decir que el primer día de cada año es el que amanecemos y abrimos los ojos para despertarnos y celebrar porque estamos vivos. Y este es un hecho individual e intransferible porque es en sí misma la oportunidad que tenemos para planificar todos los cambios que querramos operar en nosotros mismos para encontrar el sentido de la vida, que para mí es simplemente tratar de ser feliz y en los posible hacer felices a los que nos rodean.

Entonces analicemos los cambios que deberíamos operar tanto en forma individual como social o colectiva. Hagamos realidad la promesa famosa que el lunes empiezo con la dieta y el ejercicio y así como cualquier día puede ser un año nuevo hoy tiene que ser lunes, sea el día que sea y hay que arrancar. Pero resulta que los tiempos están cambiando y es necesario aprender nuevas herramientas como informática, idiomas, o cursos de capacitación en oficios. Hoy hay que reinventarse buscando nuevos oficios y es como empezar de nuevo en especial para la gente más grande; pero en la misma dificultad del aprendizaje está luego la satisfacción de dominar nuevos logros. Paradójicamente hoy vivimos mucho más comunicados pero mucho menos socializados, entonces tenemos que repensar la sociedad que queremos para el futuro y la tenemos que construir nosotros; porque el ser humano es SOCIAL por naturaleza y el aislamiento nos enferma así como el dolor entre muchos duele menos.

Debemos volver a soñar qué sociedad y país queremos aprovechando la riqueza de sus tierras, la diversidad y creatividad de su gente. Criticamos a los malos, inútiles e inservibles ¿pero qué hace la gente buena?, apasionada por sus ideales, profundamente comprometida con el prójimo. Entonces pues, participemos.!!!! ¿Dónde? – en las instituciones de nuestro barrio, acerquémonos a colaborar para aprender o enseñar, llevar nuevas ideas y así conocer a fondo las institución que elijamos para desarrollarnos y conocer a su gente, para aportar propuestas serias y practicables. Para hacer más grande y mejor nuestro barrio Entonces, después de transcurrido un tiempo y haber interactuado vas a ver que hay muchísima gente que trabaja en silencio para hacer más grande y mejor nuestro barrio y conocido a toda la gente que trabaja por la institución, porque vas a ver con tus propios ojos cuánto tiempo se le dedica, cuántos disgustos se pasan pero también cuánto te gratifican los logros y los momentos gratos de cada día y ahí recién vas a saber el significado del término pertenencia y lo bueno e importante que es pertenecer a un grupo; y compartir emocio- Año nuevo – Salud renovada nes, sentimientos, amistad, lealtad y tantas otras cosas que solo se reconocen viviéndolas.

Todo lo enunciado recién vale para todas las instituciones; ya sean los clubes tradicionales de tu barrio, la Asociación Vecinal; Las Bibliotecas; los centros de jubilados, las iglesias que hoy en día éstas, son un verdadero ejemplo de trabajo con pasión y obviamente firmeza en los ideales, continuidad, organización y perseverancia. Todo lo antedicho demuestra cristalinamente que lo que estamos diciendo es posible, como el trabajo incesante de los vecinos con NUMAIN, a lo largo de los últimos treinta y dos años, en que el trabajo organizado comprometido, apasionado y persistente logró traer un margen de tranquilidad impensable en otros tiempos. Lograr tanto que, el gobierno como la oposición hayan comprendido la importancia de las demandas solicitadas e iniciaron y terminaron las obras que implicaron la erogación de muchísimos millones de pesos pese a la precaridad de recursos que siempre aducen. Al respecto deseo agregar que aún queda pendiente la solución de cómo retardar la llegada de las masas de agua que pueden darse ante lluvias muy abundantes en corto tiempo a través de los canales Salvat e Ibarlucea; tarea a la que advertimos a los vecinos de Funes , Roldán, Ibarlucea, Ricardone y de todos los recientes loteos que sin estas obras siguen siendo inundables y lo proclamamos antes que sucedan estas desgracias por que las catástrofes que se pueden evitar no son accidentes y son tan responsables las autoridades que no hacen nada pese a estar en conocimiento; como los vecinos que tienen FE que con las obras realizadas ya no tenemos más riesgos, como si esto fuera una cuestión de fe.

Debemos plantearnos todas estas cuestiones para el presente pero muchísimo más planificar para el futuro pues si bien nosotros hoy podemos ser o sentirnos muy jóvenes igualmente somos finitos y el tiempo es infinito y castiga irremediablemente si no nos ocupamos de la prevención que es premisa fundamental en salud. Para terminar solo me resta desearles un muy feliz año nuevo, día y minuto nuevo porque todo comienza a partir de que nos ocupamos de las cosas, que es lo que nos va a ayudar a mejorar nuestra salud.

Dr. Daniel Gurevich
Director del Centro de Médico
de la Vecinal Empalme Graneros

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*