De Empalme Graneros a Estambul, mundial de futbol para amputados

Con un total de 24 países, desde los primeros días de Octubre se está disputando el mundial de fútbol para amputados. Argentina viajó con una selección de 15 jugadores y 5 técnicos, entre ellos cuatro rosarinos.

Pero no tengan duda que los que marcan la diferencia, son de Empalme Graneros y Ludueña: Damián Cichero, Esteban Ojeda, Facundo Bernal y Hernán Travagliante.

Terminado el tercer partido del mundial y pasando a octavos de final, Argentina 3 – contra Inglaterra 2, nos pusimos en comunicación telefónica con Damián Cichero. La particularidad de Los Rengos, así hacen llamarse, es que estuvieron a punto de quedarse sin viajar al Mundial porque no contaban con los fondos suficientes para costear los viáticos. Contó Damián que gracias a una gestión de Santiago Cafiero desde Ezeiza, pudieron viajar a Colombia en la previa al Mundial y así De Empalme Graneros a Estambul, mundial de futbol para amputados evitaron ser suspendidos, les dijo ganen en Colombia y les doy mi palabra que irán a Turquía, así fue.
Damián Cichero tuvo un accidente laboral en el año 2016, donde pierde una piernas, cuando pensó que todo se derrumbaba, en diciembre de ese mismo año ya estaba jugando a la pelota. Nos pide hacer extensivo a todos aquellos “Rengos” que quieran sumarse a las prácticas, estamos todos los martes y jueves de 20 hs a 22 hs en la Ciudad Deportiva Rosario Central de la ciudad de Baigorria.

Algunas reglas para conocer el fútbol para amputados. El partido consta de 7 contra 7 en dos tiempos de 25 minutos. Los arqueros pueden jugar con un miembro superior amputado y a los futbolistas de campo. sin el miembro inferior. Se juega con bastones canadienses. Además, los arqueros no pueden salir del área y los laterales se hacen con el pie.

Gracias, gracias, sabemos de todo el largo camino que hicieron para poder llegar al mundial, por todo lo que pasaron y se sobrepusieron, no bajaron los brazos. Por ser ejemplo para tantas personas que pasan por situaciones similares y demostrar que se puede superar y ganarle a la adversidad.
Mientras íbamos cerrando la nota telefónica, terminado el partido, con muchas emociones, a Damián se le quebró la voz de emoción u se despidió con – Agradezco a mi familia.

Cada día Empalme Graneros nos da tantos motivos para sentirnos orgullosos de pertenecer. Hoy sentimos una profunda emoción, Gracias, Gracias por transpirar la celeste y blanca. Hoy todos tuvimos una lección que se tituló “Se Puede”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*