«EL PRESO NO ROBA NI MATA» – ¿CUÁNTOS MUERTOS MÁS?

«EL PRESO NO ROBA NI MATA» – ¿CUÁNTOS MUERTOS MÁS? –
Eran algunos de los carteles que quedaron la semana asada en frente, al sur, del monumento de la bandera. Estos carteles hechos por ciudadanos en reclamo de seguridad en todos los barrios de Rosario estaban desde el 2 de Abril, el «Día de las Malvinas».

Todos los años nuestro patriotismo sale a relucir por «Las Malvinas son Argentinas».

Pero ante la realidad rosarina y argentina nos cabe preguntar muy importante:

Las Malvinas son Argentinas pero ¿La Argentina es Argentina? 

La delincuencia se ha robado nuestra ciudad. Ya no se garantiza los derechos constitucionales.

Si un comerciante tiene que terminar cerrando porque lo asaltan una y otras vez 
¿Donde está el libre comercio?

Si ya no podes pasar por determinada hora por determinados lugares, porque sos blanco fácil de delicuentes
¿Donde está la libertad de transitar nuestro suelo patrio?

Si los delincuentes te matan hoy por dos pesos o gratis.
¿Dónde está nuestro derecho a la vida?

Si tenés que andar por la calle mirando para todos lados y poner rejas y alambres de puas en tu casa.
¿Dónde está la libertad?

Gobernantes que miran para otro lado, una policía sin recursos, una justicia lenta hacen de Rosario una de las ciudades más inseguras del país.

Somos cuna de la bandera, ciudad de actos de patriotismo, tenemos el monumento a los caídos en malvinas y un largo etcétera.

Pero si sumamos los muertos de los últimos tres años nos daremos cuenta que perdimos tantas vidas humanas como en una guerra.

Ya no son soldados ingleses, sino los soldados de la droga, que matan civiles.

Ya no nos roban dos islas del atlántico sur sino una ciudad de más de un millón de habitantes.

La gente se sigue preguntando ¿Cuántos más? ¿Cuantos más tienen que morir para cambiar esta realidad?

La celeste y blanca se sigue ondeando en las fechas festivas pero la sociedad rosarina se tiñe de rojo sangre cada día que pasa. ¡Ah pero las malvinas sí son Argentinas! No nos olvidemos…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*