En familia haciendo la tarea en la Biblioteca

Ricardo Valenzuela se acercó a la Biblioteca con el propósito de ayudar a sus seis hijos con las tareas de vacaciones. Fue tanto la dedicación que decidimos hacerle una nota, en donde afloraron sus recuerdos de niño cuando también asistía a la Biblioteca a realizar sus deberes. Ricardo Valenzuela, oriundo de Entre Ríos, es un joven de 31 años que trabaja de panadero y es el principal sustento de su familia. Tiene seis hijos de diferentes edades – el más grande tiene 13 años y la más pequeña de 4 años- y está orgulloso de hacerse un tiempo para acompañar a sus hijos con los deberes de la escuela. Desde hace mucho vive en Empalme Graneros y recuerda con nostalgia como fue su primera casita cuando llegó a Rosario. “Solo tenía una pared, el techo de lona y no había luz. Éramos doce hermanos y mis padres trabajaban todo el tiempo”. Con un deseo único, quiere que sus hijos sean felices, que no repitan experiencias que él vivió en su juventud y que puedan progresar.

Por eso, desde estar presente hasta leerles un cuento a sus hijas más pequeñas o ayudar a su hijo que está en quinto grado con los números romanos, se acercaron a la Biblioteca Popular Mariano Moreno para recurrir a los libros y completar la tarea que les dejaron en el receso escolar. Es una forma de ayudar a los niños en su aprendizaje. Los niños en su mayoría, prefieren las lenguas antes que las matemáticas. Les gustan los cuentos de terror, las poesías y los libros de animales. Ricardo quiere que sus hijos lean el libro que a él le marcó en su infancia. Biblioteca En familia haciendo la tarea en la Biblioteca Ricardo Valenzuela se acercó a la Biblioteca con el propósito de ayudar a sus seis hijos con las tareas de vacaciones.

Fue tanto la dedicación que decidimos hacerle una nota, en donde afloraron sus recuerdos de niño cuando también asistía a la Biblioteca a realizar sus deberes. “Acá encontré el libro que más me gustó que se llama Las Tres Piedras y otros cuentos de Juan Muñoz Martín y nunca más lo pude encontrar, en ninguna librería. Desde niño, todos los viernes la escuela nos hacía venir a la Biblioteca a estudiar y ahí lo descubrí” recuerda con una sonrisa. El libro reposa en los estantes, en otro momento fueron las manos de Ricardo quien hojeaba y se sumergía en esos cuentos de fantasía, hoy, veinte años después, son las manos de sus hijos quien descubren maravillados como en una Biblioteca el tiempo y el espacio se detienen y alberga a una nueva generación.

La importancia de un libro en los niños

En el mes del niño queremos hacerles llegar la importancia que tiene un libro en el desarrollo y crecimiento de los más pequeños. La lectura es un estimulante que afianza el desarrollo cognitivo, genera nuevos vínculos y ejercita la memoria. Es fundamental generar desde temprana edad al niño con el libro, ya sea desde leerles un cuento todas las noches hasta despertarle un habito que proyecte su imaginación y genere competencias para obtener conocimiento significativo de manera autodidacta.

Por eso, desde la Biblioteca Popular Mariano Moreno hacemos hincapié en que padres, docentes y directivos se acerquen con los niños para disfrutar con el material disponible. Día a día se trabaja para contar con nuevos títulos, autores nuevos, actividades para despertar el interés por la lectura. Además, se cuenta con libros clásicos adaptados con grandes ilustraciones, poesías divertidas, adivinanzas de animales, audio libros y un sinfín de juegos didácticos. Para este mes, un libro es un excelente regalo para nuestros niños.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*