LA JUBILACIÓN, UNA BISAGRA EN MI VIDA

Cuando llego ese día en que al fin me llego la jubilación, dentro de mí sentí una colisión de sentimientos o sea una crisis, dado que es una situación traumática para la que uno cree estar preparado y así se lo dice a quien le pregunta pero cuando llega el momento del cambio de activo a pasivo la realidad se desnuda y demuestra que no estábamos tan seguros. Justamente porque es un hecho inevitable aunque tal vez sea menos traumática si fuera gradual. Pero la jubilación es parte de la vida e igual que la muerte que también es parte de la vida; uno cree estar preparado. Decía que el fin de la actividad laboral es traumático porque ésta ocupó la mayor parte del tiempo útil diario (el restito lo tiene que repartir entre la familia, comer, dormir, viajar al trabajo y poca actividad más) Además si tiene sabiduría también debe dedicarle un tiempo para mantener el cuerpo con actividad física y otro tiempito para asearse vestirse como para verse y que lo vean bien. Entonces, cuando habíamos logrado armar el rompecabezas que es la vida, tenemos que empezar de nuevo, con mucha más experiencia pero con mucho menos hilo en el carretel. Y justamente ante la incertidumbre es que el ser humano ha desarrollado a lo largo de la historia las ciencias del pensamiento, como la filosofía.  Dentro de sus referentes contemporáneos Jean Paúl Sartre elabora la teoría del existencialismo, la que refiere que cada uno de nosotros es una construcción de si mismo porque debe tratar de saber quien es y que quiere hacer de su vida y poner el máximo empeño en lograrlo, (digo máximo porque si no fue el mayor esfuerzo posible y no tiene la fortuna de lograrlo siempre le va a quedar la duda de la causa de su fracaso).

Remarco que uno debe construirse a si mismo y no quedarse en las limitaciones económicas o socioculturales porque si las limitaciones son muy extremas más extremo debe ser el esfuerzo por conseguir un trabajo o esforzarse en el estudio y darle toda la importancia; porque hoy los chicos creen que lo que importa es el dinero, pero no se dan cuenta que la vía menos sacrificada para lograrla es adquiriendo conocimientos previamente y respetar al que sabe para que se los transmita a uno, para lo que hay que tener la capacidad de discernimiento y esto se logra aprovechando la escuela primaria que es el lugar donde los maestros deben enseñar a entender porque es la única forma de poder discernir correctamente para decidir que hacer en el futuro haciendo lo que más le guste, porque para trabajar el resto de la vida es recomendable hacer lo que más nos guste y entonces trabajaremos y disfrutaremos trabajando. Pero luego de haber recorrido todo ese camino, un día hay que retirarse para darle paso a las nuevas generaciones y cerré mi consultorio y me deshice de todo menos de los diplomas del titulo y de las especialidades tanto mías como de mi esposa que por si solos son el resumen de todo el esfuerzo realizado y también de privaciones ya sea económicas pese a haber hecho toda la carrera trabajando pero en los tiempos que nos permitía el estudio y fundamentalmente privarme de la diversión y demás cosas que se podían hacer en la mejor parte de la vida porque juventud es sinónimo de plenitud. Etapa en la que uno se cree todopoderoso e incluso hasta inmortal y por lo tanto jugarse la vida por un deporte, por un juego, una pasión, y sintéticamente por un momento de felicidad; porque lamentablemente ese es el pensamiento que hoy impera y en vez de buscarla en la naturaleza se engañan con pastillas polvos e inyecciones que cada vez duran menos tiempo de efecto y requieren más dosis. (solamente estos últimos párrafos requieren todo un tratamiento aparte) Pensar que uno de nuestros mayores representantes de la literatura como es Borges decía que todos tenemos la menos un momento de felicidad cada día. Para terminar; solo se que a partir de ahora tendré todo el tiempo del mundo para volver a aprender, igual que en la escuela.

Al fin y al cabo ES LA ESCUELA DE LA VIDA.

Dr. Daniel Gurevich
Director del Centro de Médico de la
Vecinal Empalme Graneros

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*