Mancha de inundabilidad

La Provincia y el Municipio se empecinan en frenar el crecimiento de Empalme Graneros ¿Sabia Ud. que el ejecutivo Municipal no nos permite construir en nuestro Barrio Empalme Graneros?

La Mancha de Inundabilidad de Rosario está determinada por las inundaciones del año 1986, pero hete aquí la sorpresa, toda la zona de Fisherton, o sea toda la zona que bordea al Arroyo Ludueña, zona lindante a Funes y a Ibarlucea, misteriosamente fueron excluidas de la imposibilidad de construir. Pero peor aún, con mucho más descaro, también fueron eliminadas de la hipótesis de inundación las calles Génova, Juan B. Justo, Olivé y Av. De los Trabajadores, todas dentro del barrio Arroyito, a sabiendas, que en una hipótesis de inundación de Empalme Graneros, el agua, como siempre ocurrió, tomaría como desagüe natural y a gran velocidad esas arterias; pero el municipio y NO POR INOCENCIA autorizó una decena de edificios y entre ellos la Torre Shopping, excedido en altura y edificado sobre el mismo lecho del Arroyo entubado.0

¿Qué significa estar inmersos en la mancha de inundabilidad?

“No se otorgarán permisos ni certificados de factibilidad para la realización de operaciones de urbanización, subdivisión, loteo, ni para la implantación de conjuntos habitacionales o emprendimientos destinados a la localización de algún tipo de uso que pudiera ser considerado como residencial densificador (viviendas colectivas, hoteles, etc.) por la Dirección General de Ordenamiento Urbano de la Secretaría de Planeamiento. Tampoco se otorgarán permisos, para la implantación de construcciones sobre la superficie del terreno de carácter comercial, industrial u otros (sean nuevas en su totalidad o ampliaciones de otras existentes), que pudiesen considerarse como un obstáculo al flujo por la Dirección General de Hidráulica. La Municipalidad de Rosario se reserva el derecho de no dar trámite a cualquier solicitud de uso no contemplada en la presente ordenanza.” Una manera de desalentar el crecimiento demográfico en un barrio de más de cien años, mientras autorizan barrios privados en verdaderas lagunas naturales en la cuenca del Arroyo Ludueña o autorizan edificios de gran cantidad de pisos en la misma embocadura del arroyo, “Hay que revisar el régimen de otorgamiento de excepciones”, como el edificio Torre Shopping es así como nos encontramos con centenares de excepciones para edificaciones de alto vuelo, mientras nuestro barrio, no puede subdividir un terreno, ni autorizar dos plantas.

En un barrio tan viejo como Empalme Graneros urge la posibilidad de escriturar, ordenar propiedades que han sido de abuelos y bisabuelos. Pedimos al Ejecutivo Municipal de la ciudad de Rosario igualdad de oportunidades, que den la posibilidad de ordenarse, crecer. Contamos con un centro comercial pujante, y cada nuevo comercio se encuentra con la sorpresa en sus habilitaciones, un sello colorado, tras pagar multa por construir o habilitar en zona inundable.

Si a cada obra de envergadura como el aliviador III, le vamos sumando autorización de barrios privados, y ensanches de canales, es el cuento de nunca acabar. Luego de tantos años de lucha y resignación devuelvan a Empalme Graneros el crecimiento que se merece y bien ganado lo tiene, porque si hay alguien que concientiza sobre el riesgo a inundaciones y por las obras ya construidas, es Empalme Graneros.

¿Puede el Estado Municipal, DESALENTAR LA URBANIZACIÓN Y EL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO de un barrio que va a cumplir 140 años y está habitado por 45.000 personas?

Osvaldo Ortolani
Presidente Asociación Vecinal
Empalme Graneros

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*