Mantener la llama encendida

osvaldo ortolani

Hace 95 años un grupo de vecinos se dispusieron a hacer y pelear por un barrio mejor, porque todo le quedaba lejos, tan lejos que mucho de esos problemas, aún no se han resuelto.

Y sí , l legamos a los 95 años ininterrumpidos, mantener aquella lámpara encendida durante tanto tiempo, es mucho. Cantidad infinita de cosas pasaron en nuestro país y en el mundo. Estar vivos hoy y mantener aquellos ideales es todo un logro y nos es nada casual. En un mundo que se ha mercantilizado y gerenciado, donde hasta los clubes de futbol se privatizan, donde las instituciones “libres del pueblo” como se les decía en un tiempo, se van cerrando una a una o pasan a ser apéndices del Estado.

Enfrentar este mundo con estas realidades ya es mucho! Pero no nos conformamos con solo eso, no nos conformamos con ser responsables de abrir la puerta todos los días. Nos comprometemos día a día en crecer y mejorar, donde el problema de cada vecino es el problema de todos. A principios de la década del veinte, los fundadores anarquistas, solían decir “no tenemos patrones”, por suerte, después de 95 años, los que tratamos de seguir sus pasos, tampoco tenemos patrones, porque todos y cada uno de los que estamos lo hacemos por voluntad y ad-honorem, porque “servir” es un honor.

No estamos solos, Empalme Graneros, tiene muchísimos hombres y mujeres que están comprometidos no solo en la Vecinal sino en bibliotecas, clubes, escuelas, centros de jubilados, iglesias, en el deporte, cooperadores, docentes, médicos, profesionales y buenos vecinos. Hace 95 años un grupo de vecinos se dispusieron a hacer y pelear por un barrio mejor, porque todo le quedaba lejos, tan lejos que mucho de esos problemas, aún no se han resuelto. Podríamos numerar mil logros, cada escuela, el agua, la luz, las cloacas, los mejorados, la iluminación, las obras para evitar inundaciones, pero no, sería vivir sólo del recuerdo.

Por eso hoy, a los 95 años seguimos tomando el compromiso y soñando por un barrio que merezca ser vivido, soñamos por un barrio sin zanjas, con pavimento definitivo, con más escuelas, por mejor transporte, por más salud y más seguridad. Con mucho esfuerzo compramos un hermoso terreno, frente a Juan José Paso, donde con la ayuda de todos construiremos nuestra nueva sede de deporte y cultura. Aprovechamos la oportunidad para agradecer a todos los que hicieron posible esta fiesta aniversario, agradecemos también a todos, los que de una manera u otra, lograron construir esta historia de 95 años de luchas y esperanzas. Feliz cumpleaños querida Vecinal, gracias querido Empalme Graneros.

 

Osvaldo Ortolani
Presidente Asociación Vecinal
Empalme Graneros

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*