Marcha en reclamo de más seguridad en Empalme y Ludueña

Compañeros de trabajo (Aguas) y vecinos del barrio Ludueña y Empalme Graneros, acompañaron a los familiares de Carlos Ochoa, hombre querido por todos, que después de un robo fue apuñalado con violencia en el corazón. Gracias a Dios podemos informar que el estado de salud de Carlos sigue mejorando. Seguido a este hecho, en apenas unos días posteriores, ocurrieron tres hechos similares en Empalme Graneros y Ludueña.

Un nutrido grupo de vecinos Marcharon desde la esquina de Tte Agnetta y Junín, donde fue el episodio donde fue atacado Carlos, hasta la comisaría N°12, al grito de SEGURIDAD! Dos días después de dicha marcha, los vecinos fueron atendidos por el ministro de Seguridad Pullaro, donde presentaron por décima vez las graves problemáticas de inseguridad que lamentablemente se vive en nuestros barrios.

Los mismos reclamos En cada reunión, en cada audiencia o marcha los reclamos ya son conocidos, repetidos pero nunca solucionados o casi nunca se logra erradicar la inseguridad. Entre ellos se volvieron a poner sobre la mesa lo que más afecta a los vecinos: Falta de respuestas del 911 La no llegada de las ambulancias Las comisarias cerradas durante la noche. Falta presencia policial Falta coordinación entre Provincia y Municipio. Robos y arrebatos constantes y con mucha violencia.

Seguimos con las marchas, más promesas, más reuniones, pero las soluciones nunca aparecen.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*