Talleres y cursos en la Vecinal

Un espacio de cultura y capacitación que crece día a día.

La Vecinal Empalme Graneros fue pionera en la formación de talleres, espacio de participación y aprendizaje, mucho antes de que existiera la palabra “Taller” fuera de los claustros universitarios; después de la última gran inundación, nuestro barrio necesitó un espacio y un lugar, en especial la tercera edad, por la gran depresión anímica que había producido el desastre.

En un análisis altamente comprobado, tanto alumnos como profesores, que asistieron a distintos talleres, aprendizajes, participación grupal, reconocimiento y sociabilización, aumentaron la calidad y la expectativa de vida. Algunos estudios empíricos ya hablan de alrededor de diez años más de vida para quienes participaron en los mismos. Para nuestra Vecinal estas actividades pasaron a ser una bandera importantísima en nuestra vida desarrollo.

Con la experiencia ya adquirida y con los nuevos sucesos como la inseguridad y la pandemia que producen angustias y trastornos pos traumático, nos convirtió nuevamente en un espacio de encuentro, sociabilización, aprendizaje, capacitación y libertad, lo podemos ver observando cualquiera de nuestras clases, en un espacio extra escolar de libre albedrío, descubriendo capacidades, donde se despiertan vocaciones en los niños, jóvenes y realizaciones personales en los adultos.

Es hermoso y gratificante ver centenares de niños y niñas que ingresan a la ciencia, a la tecnología, a la robótica, al idioma, al arte, a la danza, al dibujo, a los instrumentos musicales, guitarra, violín, teclado. Desestructurados, en ámbito de armonía, donde fluye la felicidad. Adultos y adultos mayores haciendo ejercicios físicos o en un taller de emociones, ingresar al mundo de la computación, algunos terminando sus estudios primarios, otros buceando dentro del mar de libros de nuestra biblioteca o participando de nuestro taller literario.
Todo esto es una motivación de vida, no solo para los que participan como alumnos y profesores sino también para las familias y la comunidad en su conjunto, el orgullo de ver desarrollar potenciales y lograr una vida emocionalmente sana y plena en todas las edades.

Espacio y crecimiento personal

Más de cincuenta profesores logran un espacio y crecimiento personal, dando a los demás, no solo su bagaje de conocimiento, desarrollando tejidos de nuevas amistades y relaciones.
Hoy podemos decir, que la Asociación Vecinal, a través del tiempo, se convirtió en un espacio educativo no curricular de primer nivel, ocupando un espacio de crucial importancia para nuestro barrio.

Los que no descansamos para que esto funcione, bregamos de manera incansable para que no se apague la antorcha en el medio de la adversidad. Gracias a cada docente que hacen este pequeño mundo posible.

Comisión Directiva Vecinal Empalme Graneros
Biblioteca Popular Mariano Moreno

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*