A 31 años de la última “gran inundación”

Fue la catástrofe Nº 17 del siglo XX, aquella madrugada fatídica, donde prevalecía, como común denominador “la inocencia”, la cual fue nuestro peor enemigo. Nadie sabia, todos “suponían, todos “hablaban”, un “alguien” “le había dicho”, muchos yendo a ver el arroyo, otros poniendo un palito para ver cuanto crecía, otros tantos la descubrieron cuando se levantaron de la cama y pusieron sus pies en el agua.

El estado, como siempre, ni enterado. En pocas horas se ahogaban los sueños y sacrificios de años y generaciones. En medio de esa tragedia, de esa desesperación, nace un GRITO DESGARRADOR ¡NUNCA MAS INUNDACIONES!, miles de reuniones, manifestaciones, pacíficas y no tanto, destapar oídos sordos, aprender y hacer docencia, lucha y más lucha y no bajar los brazos……. Aliviador II, Aliviador III, represa, alcantarillas y bajar terraplenes como la Av. La Travesía.

Nada nos regalaron, NUNCA nadie dijo “¿A Uds. qué les hace falta?” NUNCA la iniciativa fue de ellos. Marchas, movilizaciones, pegatinas, peleas, insultos, amenazas, descalificaciones, “otras prioridades”, palabras repetidas por cada cosa que se pedía para nuestro barrio. En el aquel año 86, arriba de un gran terraplén se colocó un gran cartel que decía “CADA OBRA QUE SE REALICE SE DEBE A LA UNIDAD DEL PUEBLO DE EMPALME GRANEROS”.

Y así fue, y más aún, así es hoy. Nada nos regalaron, siempre hay “OTRAS PRIORIDADES”. Las luchas y el enojo para terminar con las inundaciones y tantas otras cosas no se hacen solo cuando llueve, se la hace todos los días, con un sol radiante, con calor o con frío.

Todos los días al levantarnos soñemos despiertos un barrio mejor. Nos merecemos vivir con dignidad y orgullo, porque cada uno de nosotros y en especial nuestro barrio, lo mereció siempre.

Osvaldo Ortolani
Presidente Asociación Vecinal
Empalme Graneros
paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario