El Fenómeno Maradona

El arte logra comunicar, hacer sentir, logra tocar fibras, teclas, notas, que están en lo profundo de nuestro ser. Por ello algunos artistas se convierten en ídolos porque consiguen interpretar lo inexplicable, la propia sustancia humana. …..Como análisis, podríamos decir que el arte del deporte también lo logra, pero hay mucho más para analizar, en el fenómeno tiempo, espacio Diego Maradona. Se escribieron libros explicando que el deporte es la extensión de la guerra y que la paz “es un pequeño instante entre dos batallas”. Es decir, los torneos y las competencias del deporte, son las confrontaciones, del nosotros y ellos en tiempos de paz, se usan colores, como en la antigüedad, en la guerra para identificarse y quienes visten nuestros colores son nuestros gladiadores, son el nosotros.

En el año 1986 veníamos de una guerra y una derrota con el dueño de los mares y con nuestro ego golpeado. Allí nace el otro mito, el que se pone la mochila, el que con una pelota, logra una inocente revancha, el que reivindica la celeste y blanca, el que con coraje se convierte, sin querer, en el soldado clase 60 Maradona Diego, como el de las películas yankees, que después de la derrota de Vietnam, va a salvar a sus compañeros presos y ultrajados. Primero un gol con guapeza y picardía y el otro lleno de magia y de arte. El Fenómeno Maradona En ese instante, todos nos sentimos Diego y Diego era cada uno de nosotros. Su vida pasó a ser una dicotomía, tal vez la misma de muchos excombatientes.

Pasó a ser el Gaucho Matrero del Martín Fierro de José Hernández. Encontró la soledad de su altura y de su fama. La miseria del poder, el pesar de un hijo del Olimpo. Nunca abandonó su origen, logró enfrentar al poder y ser duro con los duros y ser tierno con los débiles. Eligió siempre insultar a los poderosos y estar del lado de los excluidos y de los Quijotes de batallas perdidas. Como diría Víctor Hugo, el autor de Los Miserables “El genio es una entidad como la naturaleza y debe ser aceptado pura y simplemente. Una montaña se toma o se deja. Hay gente que critica el Himalaya piedra por piedra.

Todo en el genio tiene su razón de ser. Es por que es. Su nombre es el reverso de su luz. Su fuego la consecuencia de su llama y su precipicio es la condición de su altura”. Cruzó todos los infiernos, acompañado de Virgilio del Dante, ya había muerto cien veces y lo mataron otras mil veces, pero esta última fue verdad, fue cuando no murió y pasó a ser eterno en el rincón de los humildes. Gracias Diego.

Osvaldo Ortolani
Presidente Asociación Vecinal
Empalme Graneros
paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario