La necesidad de apoyar a las escuelas de mi barrio (carta abierta)

La necesidad de valorar y respetar a la escuela, como institución educativa. Como uno de los últimos eslabones de la sociedad, donde nuestros niños y jóvenes formarán su personalidad para ser personas de bien el día de mañana, educarse en el conocimiento y valores, el espacio para desarrollar su creatividad, herramientas fundamentales para enfrentarse a la vida y gozar de libertad. El mejor lugar donde puede estar un niño y joven para crecer sano y feliz. Empalme Graneros, tiene un recurso, un preciado tesoro, que son los maestros, directivos, porteros y todas aquellas personas que conforman una comunidad educativa, todos ellos, al terminar su jornada llevan en sus pesados portafolios, rostros de niños y jóvenes, que les preocupan. Maestros que se comprometen profundamente con la educación de cada uno de sus alumnos. Maestros que se reinventan a diario para superar las innumerables problemáticas. En un pedido de toma de conciencia, en una necesidad actual que urge, es necesario, como barrio, como vecinos, que apoyemos a la escuela.

Conversemos con nuestras familias y amigos de la necesidad de devolverle a la escuela el espacio que debe ocupar en una sociedad. Las escuelas de mi barrio no pueden pasar desapercibidas, no podemos ser indiferentes a sus problemas, a sus necesidades. Las escuelas de nuestro barrio sufren problemas de inseguridad, no solo dentro de sus edificios, sino en cada alumno que se dirige a estudiar. Que ningún alumno abandone sus estudios por inseguridad. Problemas que no podemos hacernos los distraídos y debemos, hasta el cansancio, reclamar por seguridad dentro y fuera de cada establecimiento educativo.

Desde la vecinal, estamos convencidos, que las escuela, jardines, escuelas primarias, secundarias, técnicas, nocturnas, centros de alfabetización, escuela de oficios, etc,, son los espacios necesarios para formar niños y jóvenes. Concientizar a toda nuestra comunidad, la inminente necesidad de que todos ellos funcionen a pleno. Hoy, esos espacios, necesitan de más héroes para sostenerlas, llevarlas adelante, enfrentan problemas a diario, más de una vez, en la más absoluta soledad. La necesidad que nuestros establecimientos gocen de todo lo necesario para dar a nuestros chicos las herramientas para enfrentarse a estudios superiores o a trabajos capacitados. Inicio ciclo lectivo 2019, a cada escuela, a cada rincón donde hay un docente, les decimos, no se sientan solos.

Desde nuestra institución y seguramente desde todos los establecimientos educativos, sabemos de la importancia y el valor que tiene cada uno, sentimos la necesidad de crear conciencia para que así sea. En el primer día de clases se manifiestan miles de sueños y esperanzas, en los niños, en los padres, tíos, abuelos. Ver a ese niño y joven crecer, proyectándolo en el tiempo e imaginar un hermoso futuro para él. Debemos vencer barreras de prejuicios, debemos sentir que donde hay un docente, sea del establecimiento al que asista, está llevando un reaseguro a nuestros niños y jóvenes. Hoy es momento de compartir responsabilidades, porque nuestros niños y jóvenes no esperan, porque mientras tanto, afuera, los lobos acechan. A los padres y vecinos, acompañemos, construyamos. No le tengamos miedo a los desafíos y doblemos la apuesta. Hagamos de nuestras escuelas espacios de orgullo para nuestros hijos y nietos.

VECINAL EMPALME GRANEROS

“Escuela es… el lugar donde se hacen amigos. No es edificios, salas, cuadros, programas, horarios, conceptos. Escuela es, sobre todo, gente. Gente que trabaja, que estudia, que se alegra, se conoce, se estima. El/la directora es gente. El/la coordinador/a es gente, el profesor, la profesora es gente, el alumno, la alumna es gente, y la escuela será cada vez mejor en la medida en que cada uno/una se comporte como colega, como amigo, como hermano. Nada de islas cercada de gente por todos lados. Nada de convivir con las personas y descubrir que no se tiene a nadie como amigo. Nada de ser como block o ladrillo que forma la pared. Importante en la Escuela no es solo estudiar, no es solo trabajar, es también crear lazos de amistad. Es crear ambientes de camaradería. Es convivir, es sentirse “atada a ella”. Ahora, como es lógico…. en una escuela así va ser fácil estudiar, trabajar, crecer, hacer amigos, educarse, SER FELIZ. Es así como podemos comenzar a mejorar el mundo”

Paulo Freire

paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario