Los sentimientos: Complemento imprescidible del pensamiento

El sentimiento es una sensación personal
e intransferible generalmente referida a
los afectos y la relación con el medio y los
semejantes. Dicha sensación es originada
por múltiples estímulos entre los que
vamos a enumerar algunos a modo de
ejemplo.

Las emociones, de las que referiremos
en particular más adelante. La memoria
en sus diferentes vertientes (afectiva,
asociativa, sensoperceptiva, cultura
general, etc.). La personalidad previa.
El estado de ánimo circunstancial.
La pertenencia a distintas culturas y
costumbres. El bagaje informativo previo.
La estimulación afectiva recibida en la
etapa formativa.

Antes de continuar es necesario
diferenciar emoción y sentimiento.
Consideramos emoción a una compleja
respuesta del cerebro en su parte más
primitiva frente a estímulos internos
o externos que es de poca duración y
gran intensidad; pero si esta respuesta
se prolonga en el tiempo ya es elaborada
por el intelecto y se transforma
en sentimiento, o sea emoción +
pensamiento=sentimiento.
A tal punto es impor tante el
reconocimiento de las emociones que
en los países más avanzados del mundo
respecto a la educación se está aplicando
métodos de inteligencia emocional como
el método Waldorf; pero todo esto es
demasiado importante y merece un
artículo aparte.
Las emociones básicas son: alegría,
tristeza, ira, miedo, asco y sorpresa; pero
dijimos que con el tiempo pasan a sr
racionales y por lo tanto se convierten
en sentimientos, y para nombrar algunos
en forma práctica conviene dividirlos en
positivos, negativos y neutros.
Sentimientos positivos: ternura, felicidad,
humor alegría, placer, amor, gratitud,
esperanza, etc.
Sentimientos negativos: tristeza, ira,
miedo, hostilidad, desesperanza,
frustración, odio, celos, culpa, etc. Y
Sentimientos neutros: compasión,
sorpresa, piedad. Más allá que esta
subdivisión es muy sutil y a cada uno
de los lectores estos términos les van a
producir evocaciones muy personales y
subjetivas.

El lugar específico donde se forman
les sentimientos se denomina sistema
límbico y es tan primitiva que la
compartimos con los animales pero
el resto del cerebro humano es más
avanzado y esto la hace más pensante y
complejo.

Somos una fusión de pensamiento y
sentimiento y el resultado es nuestra
diferente conducta en la vida acorde a las
proporciones que cada individuo tenga
de ambos. En aquellos con predominio
pensante los hará más fríos y calculadores
así como los que dan preponderancia al
sentimiento, serán seres más cálidos y
sensibles, y tendrán mayor susceptibilidad
para sufrir o disfrutar más intensamente.

Somos una fusión de
pensamiento y sentimiento
y el resultado es nuestra
diferente conducta
en la vida

Pero con gran sabiduría el supremo
nos creó seres diferentes y sociales y
esto obliga a buscar en otros aquello
que tenemos menos y lo buscaremos;
individualmente en la pareja o el amigo
y socialmente en clubes, asociaciones
científicas, cultos, etc., donde se cultivan
y ejercitan ambas facultades.

Pero el mundo actual ha cambiado
bruscamente y con ello los valores y el
sentido de la vida; por lo que estamos
viviendo en una sociedad cada vez más
devaluada y la vida cada vez carece más
de contenido, siendo reemplazado por
el consumo, ya sea de bienes materiales
o de sustancias y los sentimientos van
siendo reemplazados artificialmente y
la satisfacción que nos produce dura
apenas un tiempito por lo que debemos
salir corriendo a comprar de nuevo, sin
siquiera darnos cuenta que todo lo que se
puede comprar es barato comparándolo
con lo que podríamos lograr por esfuerzo
propio y con efecto mucho más duradero
y absolutamente natural.

Nos vamos transformando en seres
egoístas que solo buscamos el placer
individual.
El egoísmo nos lleva a la desintegración
del tejido social, a la pérdida de la fuerza
del reclamo colectivo, que es la escala
ascendente para lograr mejorar la calidad
de vida y así poder evitar la colonización
de nuestros deseos y expresar nuestros
propios sentimientos.

Es hora de pensar, de abrir los ojos para
no seguir siendo manipulados.
Claro que PENSAR y SENTIR son
emprendimientos de gran riesgo y
compromiso personal, pero la finalidad
es ser LIBRES; pero siempre está latente
la posibilidad del camino más cómodo de
no ocuparse de nada; que nos convierte
en ESCLAVOS Y DEPENDIENTES.

Claramente estamos hablando de
elecciones de vida y particularmente
ahora es época de elecciones y tenemos
dos modelos para elegir: Nacional y
popular; de producción y empleo; o
Liberal y dependiente, de producción de
productos primarios y endeudamiento.
Es hora de pensar en todos y no en uno
mismo que seguramente nos producirá
muy buenos sentimientos.

Dr. Daniel Gurevich
Director del Centro de Médico
de la Vecinal Empalme Graneros
paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario