Pandemia heroísmos y bajezas

Desde el análisis, la percepción y hasta el deseo. Somos testigos y actores involuntarios de un íncubo que hasta poco tiempo no hubiésemos imaginado. La Pandemia, la sanitaria, la económica, aquella que vino a disipar los grises y echar luz sobre la vida misma, sobre lo que somos y lo que podemos dar en tiempos extremos.

En toda catástrofe, como regla universal de la humanidad, afloran los actos heroicos, el desinterés, la entrega, como también las bajezas, la especulación, el egoísmo y el sálvese quien pueda. Hechos que se repiten en la historia universal de la humanidad. Desde el pequeño y cotidiano acto, el que se quedó trabajando, el que se expuso, el que arriesgó su vida para salvar al prójimo, hasta el que se escondió, especuló con los precios y el que no le importó nada ni nadie, pero si pasa en lo cercano, imaginemos en las grandes acciones. Desde el primer día hubo negación a la enfermedad por parte de muchos gobernantes, a costa de miles de muertos, para salvar su economía, como otros países que confiscaron en sus aeropuertos, material para la lucha contra la enfermedad, barbijos, respiradores, reteniéndolos. Cientos de miles de científicos de todo el mundo batallaron y no durmieron para llegar a buenos resultados, pero la geopolítica, los intereses comerciales, económicos y odios coyunturales, utilizando sus medios de comunicación, comenzaron a desprestigiar avances científicos, solamente por su origen.

En este momento hay alrededor de 10 vacunas, que están en condiciones de enfrentar el flagelo, ¿cómo el mundo podría fabricar de un día para el otro 12.000 millones de vacunas? Respuesta… físicamente imposible. El mundo necesita una campaña de vacunación igualitaria El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó en la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, de que el 75 % de las vacunas ya puestas se concentran en sólo diez países ricos del mundo y reclamó que la campaña de vacunación sea igualitaria. “Las vacunas contra la covid-19 se están administrando en solamente 50 países de los 193 países de todo el mundo”.

En nuestro país cuenta hasta el momento, entre las dosis de Covishield de la India y las distintas partidas de la vacuna Sputnik V que llegaron en cuatro vuelos desde Rusia, el país cuenta con 1.800.000 dosis para continuar con el plan de vacunación más grande de la historia Argentina. En este momento el ser humano lucha contra reloj para terminar con el flagelo. Mostrando nuevamente, como dijimos al comienzo, las grandezas y bajezas de la humanidad. Que nuestros deseos de terminar con la pandemia sea una oración de esperanza.

Editorial Periódico Empalme Graneros.

 

paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario