Soñar no cuesta nada

Construyendo e intentando realizar los sueños se va edificando la vida. Probablemente el mundo sería mucho mejor si el planeta contara con mayor cantidad de soñadores. Si bien el materialismo no es el antónimo o sea el opuesto del idealismo; en la práctica este trata de acumular bienes o cosas materiales mientras el idealismo lo que busca es abastecerse de proyectos.

El soñador nace pero también se hace a expensas del dialogo fluido y recepción de afecto y mucha atención con sus seres más cercanos, pero fundamentalmente en la etapa más fértil que es la niñez mediante diversas formas de estimulación como escuchar cuentos; ver películas o cuentos infantiles que van aumentando la capacidad de imaginación (los sueños son castillos de naipes que se crean en la imaginación) y así tendrá una visión más amplia para cuando llegue el momento de la elección de su carrera o modo de vida, pero fundamentalmente la capacidad de elegir lo que garantiza que tendrá más posibilidades de ser feliz porque hará algo que eligió por placer.

Además hoy en día tienen la posibilidad de ver el amplio abanico que se les presenta por medio de la tecnología e Internet e inclusive no emprender lo que ya se le ocurrió a alguien antes aunque puede aprovecharlo y ponerle su creación personal. Podemos y deberíamos tener mini y megalosueños, individuales y familiares; sociales y comunitarios. Los que involucran lo personal y familiar, ya que se hace imprescindible en la actualidad planificar y proyectar qué ambicionamos para mejorar la calidad de vida puertas adentro de la casa. Repasar cómo está la relación con la pareja, si hay suficiente diálogo de ambos con los hijos, preguntarles como están y si precisan algo, pero fundamentalmente decirles y demostrarles que los queremos, dado que la familia, es en sí misma, el primer sueño personal y la proyección a futuro a través de los hijos. Pero es imprescindible encontrar un equilibrio entre las demandas de nuestros sueños y las de la vida cotidiana porque ésos nos pueden absorber por completo dado que son más gratificantes.

Es en éste contexto que la comisión directiva de la Asociación Vecinal de Empalme Graneros ha adquirido un predio en pleno centro del barrio ( Juan José Paso 2515) para dar rienda suelta a los sueños que nos movilizan en función de las necesidades futuras de la comunidad. Poder imaginar cómo será nuestro barrio en el futuro para poder tener espacio para satisfacer las demandas en los próximos años, es un cuento de ciencia ficción, si pensamos simplemente lo que era hace 40 o 50 años atrás. Para finalizar hago mención de un proverbio árabe que dice: A las grandes obras las sueñan los genios locos, las ejecutan los luchadores natos, las disfrutan los felices cuerdos y las critican inútiles crónicos.

Dr. Daniel Gurevich
Director del Centro de Médico
de la Vecinal Empalme Graneros
paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario