Un regalo muy especial hecho en cuarentena

Llegó un regalo especial a la Biblioteca. Y cobra mucho valor cuando es algo hecho a mano pero con todo el corazón y cargado de pasión por la lectura y los libros.

Nadia Leguizamón y a Zoe Vander Werf se contactaron con la biblioteca para hacer llegar un regalo especial. Un libro hecho a mano, una producción escrita y creativa llamada “Explaramos la casa”. Con una entrevista previa, Zoe de ochos años, estudiante de la escuela San Luis Gonzaga pisó por primera vez la biblioteca Popular Mariano Moreno. Iba junto a Nadia Leguizamón, profesora de educación especial con orientación a personas sordas e hipoacusia, acompañante terapeuta y socia activa de la institución.

Enseguida los ojos de Zoe brillaron de emoción ante la cantidad de libros. Dice que es una gran lectora, entre sus preferidos se encuentran los comics. Recorrió el espacio y los lomos de los libros. El libro artesanal seguía en sus manos. Un libro que fue hecho durante la cuarentena del 2020. Nos explicaron que el proyecto ya venía de mucho antes. Nadia nos explica cómo se conocieron con Zoe, “Soy amiga de la mamá, fuimos juntas al secundario así que conozco a Zoe desde la panza”.

¿Cómo surgió la idea del libro?
– Durante un tiempo compartíamos lectura, hasta que llegó la cuarentena y tuvimos que cuidarnos. Empezamos con lecturas virtuales, especies de audiolibros, hasta que Zoe propuso hacer un cuento. – comenta Nadia. – Yo tenía dudas – interrumpe Zoe – No sabía cómo comenzar, sobre el lugar o quienes serian los personajes. Lo que si sabía era que en el cuento quería que haya un gato. Efectivamente el gato se encuentra en la primera página de la presentación del libro. Creyeron conveniente, dado el asilamiento obligatorio, que la mejor manera de comenzar la historia es desde la casa. Explorar cada rincón y llenarla de aventuras. El libro tiene la particularidad, además, de contar con dibujos realizados por Zoe. El gato fue dibujado por Nadia. Ya piensan en una segunda edición para corregir algunos colores, según Zoe le hubiese gustado pintar con fibras y no con pinturitas.

Hicieron tres libros, donde fueron destinados a la familia de cada una y el tercero a la biblioteca. Se le explico que se le daría ingreso, se sellaría y quedaría disponible para que los socios lo conozcan y se lo puedan llevar a sus casas como préstamo. Nos comentaron que hicieron una presentación virtual por zoom con algunos familiares y amigos. Zoe agradece particularmente a su mamá que la ayudo y le prestó el celular. Se invita a todos, socios y vecinos, a que conozcan este nuevo libro que forma parte de la biblioteca. Siempre es especial cuando está hecho con manos creativas y llenas de amor. Desde la Biblioteca solo tenemos parabras de agradecimiento a Nadia y Zoe por tan magnífico gesto.

paseo empalme

Sé el primero en comentar

Dejanos un comentario